CONSEJO MEXICANO DE CIENCIAS SOCIALES

Revista Mexicana de Ciencias Políticas, 235

Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales (RMCPS)
Vol. 63, No. 232, enero-abril 2018

Editorial

Democracia, transformaciones institucionales y reconfiguraciones políticas
Democracy, Institutional Transfigurations, and Political Reconfigurations

Judit Bokser Misses-Liwerant

Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales 235

Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales 235

El fin del siglo pasado estuvo marcado por una creciente ampliación del interés por la democracia, la política y la participación ciudadana. El florecimiento del análisis, la reflexión y las discusiones, no menos que la extensión de las prácticas implicadas, dieron testimonio del interés en aquéllas, en sus alcances y promesas, por medio de una pluralidad de enfoques y formulaciones. Las perspectivas oscilaron, sin embargo, de un modo complejo entre el énfasis puesto en el debilitamiento de la política, originada en variadas pérdidas de credibilidad, de representatividad y de participación ciudadana, o bien en la acentuación de su vigorización, derivada del interés renovado en la reconstitución del espacio político, sus nuevas formas y actores.

Nuestro siglo xxi parece inclinarse por una creciente dominancia de la primera dimensión de dicho diagnóstico, las del debilitamiento de la política y, con ella, la erosión y desconsolidación de la democracia. Ambigüedades y divergencias caracterizan los procesos de democratización y consolidación de esferas públicas incluyentes. La realidad cambiante de América Latina refleja tanto la fuerza expansiva de la democracia como sus recesiones, regresiones y reconfiguraciones (Bokser Liwerant, 2013). El continente ha incorporado de modo contradictorio ciclos globales de oportunidades políticas y conflictos sociales, tal como se expresan en los procesos de democratización y desdemocratización; centralización; ciudadanía cívica y pertenencias étnicas; afirmación colectiva e individualización de derechos. Dilemas y ambigüedades atraviesan un camino constructivo hacia el pluralismo, al tiempo que riesgos severos marcan tintes regresivos.

El énfasis puesto en el agotamiento de la política recoge hoy varios nutrientes: en parte, la inconformidad ciudadana con el desempeño de los actores gubernamentales y las instituciones públicas; la incertidumbre de una ciudadanía que no se reconoce en los actores políticos tradicionales; la pérdida de confianza y credibilidad en la eficacia de los mismos y en un minimalismo de la política, expresado en el desplazamiento de las demandas ciudadanas hacia el espacio social, mismo que se correspondería con una visión de la creciente “privatización” de la ciudadanía anclada ya no tanto en representaciones comunes normativamente universales e incluyentes, sino en diferencias, particularidades y fracturas (Lechner, 1997; Bokser Liwerant, 2002). En esta misma línea, se puede señalar el desarrollo de la política, muchas veces subordinado de manera exclusiva a las funciones más acotadas del Estado, que dejaría poco margen de entrada a las variadas formas de gestión y de participación social que requiere una ciudadanía cada vez más diversa y particularista. El debilitamiento de la política encuentra hoy expresión de manera contundente en la preocupación por los destinos de la democracia. Enunciada ya sea como su desencanto, desconsolidación, regresión, desdemocratización o como muerte de la democracia liberal, acentúa dimensiones diversas y complementarias. La reciente literatura al respecto confirma esta última afirmación (Harari, 2018; Levitsky y Ziblatt, 2018; James, 2016; Nussbaum, 2018; Runciman, 2018; Snyder, 2017; Mounk, 2018).

Por un lado, vemos un escenario mundial en el que parecería que las expectativas de una ampliación de regímenes democráticos –alentadas sobre todo con la tercera ola democrática y el colapso del comunismo– resultaron infundadas. Como bien señalan Levitsky y Way (2015), después de los eventos extraordinarios de 1989-1991, muchos observadores simplemente asumieron que la ola de avance democrático de las décadas de 1980 y 1990 continuaría. Estos autores también destacan que otra razón para la decepción contemporánea es el voluntarismo excesivo que resultó del cuestionamiento a las teorías estructuralistas que habían predominado en los años de 1960 y 1970. Mientras que estas últimas enfatizaron los obstáculos sociales, económicos y culturales de la democratización en países en desarrollo y comunistas, la democratización en países como Bolivia, El Salvador, Ghana y Mongolia hizo ver que ésta era posible en todos lados. Sin embargo, este sano escepticismo sobre un análisis demasiado estructuralista evolucionó a un voluntarismo exagerado. La evidencia de que factores estructurales como la riqueza, la baja desigualdad o una sociedad civil robusta no eran necesarios para la democratización llevó a muchos observadores a concluir que no eran causalmente importantes. En otras palabras, la importante lección de que la democratización podía suceder en todos lados fue tomada por algunos como que debía suceder en todos lados (Levitsky y Way, 2015).

En la caracterización del tiempo que nos toca vivir, por otra parte, una vez garantizada la realización de elecciones libres, los procesos de consolidación del cambio democrático han desplegado nuevas exigencias y puesto en juego diversas dimensiones de construcción institucional y participación ciudadana, en cuyo centro se ubica la cuestión de los derechos humanos y su defensa, en un entorno que demanda el desarrollo y la ampliación del núcleo de los derechos básicos: empleo, salud, educación, seguridad, notablemente estrechados, sin los cuales el imperio de la ley se reduce a “una cáscara vacía”. Liberalismo y democracia se implican mutuamente en sus amplios requerimientos; simultáneamente, asistimos al desarrollo de bifurcaciones que generan democracias iliberales o un liberalismo no democrático (Mounk, 2018).

En efecto, la democracia tiene necesidad de un Estado de derecho, es decir, un Poder Ejecutivo constreñido constitucionalmente y de facto por el poder autónomo de otras instituciones gubernamentales; que los ciudadanos tengan múltiples canales de expresión y de representación más allá de las elecciones; la ampliación de fuentes alternativas de información; igualdad política ante la ley, aunque sean desiguales los recursos políticos; canales de expresión para las minorías; que las libertades individuales y grupales sean protegidas por un Poder Judicial autónomo y no discriminatorio cuyas decisiones son respetadas por otros centros de poder; que la ley proteja a los ciudadanos de detenciones injustificadas, terror, tortura, persecución, no sólo por parte del Estado sino también de fuerzas antiestatales o no estatales organizadas; y una autoridad política balanceada y derechos individuales y grupales asegurados (Dunn, 1995). En este universo de requerimientos, el informe sobre La democracia en América Latina, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud, 2004), afirmó entonces que mientras que los latinoamericanos gozan de niveles sin precedente de derechos políticos de ciudadanía, sus derechos cívicos básicos son precarios y sus derechos sociales se han estrechado. En esta contradicción –la aparente incapacidad de los ciudadanos para utilizar su derecho político al voto para encontrar soluciones democráticas a sus necesidades más urgentes– radicaría la principal amenaza a la democracia en la región (Oxhorn, 2003). Ciertamente, el riesgo se asocia a la posibilidad de cuestionar el nexo esencial entre democracia y desarrollo, entre democracia y derechos humanos.

Tabla de contenidos

Editorial

Democracia, transformaciones institucionales y reconfiguraciones políticas
Judit Bokser Misses-Liwerant

 Artículos

En busca de la herencia política de la Revolución mexicana. Una propuesta analítica
Amando Basurto Salazar
Represión del gobierno del Distrito Federal a la protesta, 2012-2014. Perspectiva de la amenaza en democracias federales
Itzel Coca Ríos
Derechos sociales y justicia transicional: experiencias internacionales y el caso colombiano
Emerson Harvey Cepeda Rodriguez, Walter Fernando Pérez Niño
La iniciativa da-rt en la ciencia política estadounidense: discursos acerca de una política de transparencia y acceso a datos
Enzo Lenine, Melina Mörschbächer
Chicago Boys en Chile: neoliberalismo, saber experto y el auge de una nueva tecnocracia
Sebastián Andrés Rumié Rojo
La teoría de los actos de habla y su relevancia sociológica
Ariel O. Dottori

 Dossier

El vínculo entre la pobreza y la desigualdad con la participación electoral ciudadana: las elecciones presidenciales de 2006 y 2014 en Costa Rica
Rebeca Sura Fonseca
Evolución del estilo de liderazgo de los nuevos partidos políticos en México y España: Andrés Manuel López Obrador, Pablo Iglesias y Albert Rivera (2014-2016)
José Manuel Rivas Otero
El populismo en contextos democráticos en América Latina: revisión a los significantes vacíos en el discurso de tres líderes populistas, un estudio desde el análisis político del discurso
Jenny Alexandra Jiménez, Santiago Patarroyo
¿Unidos o separados? Dimensionando el éxito de las coaliciones electorales a nivel subnacional en México (2000-2016)
Juan Cruz Olmeda, Lisandro Martín Devoto
Campañas electorales presidenciales pragmáticas en México 2018. Política y comunicación
Carlos Hernández Alcántara
Partidos políticos y política exterior en América Latina
Pedro Feliú Ribeiro
¿Cómo evaluar el desempeño legislativo? Una propuesta metodológica para la clasificación de las iniciativas de ley en México y América Latina
Sergio Arturo Bárcena Juárez
La fortaleza de las candidaturas independientes y sus oportunidades de competencia frente a los partidos políticos en México
Fernanda Vidal Correa
¿Es posible la gobernación metropolitana en México?
Ignacio Carlos Kunz Bolaños, Gerardo González Herrera
Aliados estratégicos y los límites de la censura: el poder de las leyes para silenciar a la prensa
María Grisel Salazar Rebolledo
Gobierno Abierto en México: hacia una discusión realista de su factibilidad
Víctor Manuel Figueras Zanabria
Confianza y participación política en América Latina
Sebastián Rivera

 Reseñas / Notas de investigación

¿Cuántos electores se necesitan para ser gobernador? Participación y victoria electoral en las elecciones estatales, 1994-2017
José Said Sánchez Martínez
El presupuesto como ejercicio de representación política
José Del Tronco Paganelli
Para la buena vida, el buen ciudadano
León David Zayas Ornelas
Bases militares estadounidenses en América Latina
Froylán Enciso

Te puede interesar

2a Semana Nacional de las Ciencias Sociales
Convocatorias
0 veces compartido465 vistas
Convocatorias
0 veces compartido465 vistas

2a Semana Nacional de las Ciencias Sociales

comecso - May 21, 2019

El Consejo Mexicano de Ciencias Sociales (COMECSO) convoca a participar en la 2a Semana Nacional de las Ciencias Sociales (2SNCS)…

Profesor invitado departamento de Sociología
Oportunidades de trabajo
0 veces compartido65 vistas
Oportunidades de trabajo
0 veces compartido65 vistas

Profesor invitado departamento de Sociología

Laura Gutiérrez - May 23, 2019

Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO Ecuador Convocatoria contratación de profesor/a invitado/a Departamento de sociología y estudios de género El…

Profesor-investigador en el PEL-Colsan
Oportunidades de trabajo
0 veces compartido172 vistas
Oportunidades de trabajo
0 veces compartido172 vistas

Profesor-investigador en el PEL-Colsan

Laura Gutiérrez - May 23, 2019

El Colegio de San Luis convoca A concurso público de oposición para ocupar una (1) plaza de Profesor-Investigador de Tiempo…

Doctorado en Comunicación
Convocatorias
0 veces compartido37 vistas
Convocatorias
0 veces compartido37 vistas

Doctorado en Comunicación

Laura Gutiérrez - May 23, 2019

Doctorado en Comunicación y Pensamiento Estratégico Con reconocimiento oficial SEP REVOE 20180869 de fecha 23 de Enero del 2018 Es el único…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.