CONSEJO MEXICANO DE CIENCIAS SOCIALES

Una agenda para la pandemia
Cristina Puga

.. .vivimos ahora, y en el futuro, en la era de las catástrofes subrepticias.

Ulrich Beck
La sociedad del riesgo global

Las catástrofes, las crisis, los acontecimientos que alteran el acontecer cotidiano de una sociedad también son grandes laboratorios sociales. Más allá de las reflexiones coyunturales y las explicaciones inmedia­tas, el momento actual constituye un terreno fértil para la investigación social y, más aún, para la investigación interdisciplinaria. México, como la gran mayoría de los países del mundo, enfrenta una situación excepcional que implica nuevas tareas para la producción de conocimiento. Se ha di­cho que al igual que las ciencias naturales son responsables de estudiar los procesos de la enfermedad, las características de los virus y el desarrollo de vacunas, las ciencias sociales también deben involucrarse en aquello que les corresponde, pero ¿cuál es esta responsabilidad en tiempos de pandemia?

Al hablar de las ciencias sociales me refiero a un conjunto amplio de dis­ciplinas que, con distintos puntos de partida y con diferentes instrumentos metodológicos y teóricos, estudian —en forma sistemática, fundamentada y basada en evidencia— la vida colectiva: aquello que llamamos “la socie­dad”. Aspectos como la acción conjunta para lograr objetivos comunes, la producción y distribución de bienes, el conflicto, la organización, la cultura, la relación con el medio ambiente y el ejercicio del poder, son estudiados por la historia, la sociología, la economía, la antropología, la geografía hu­mana y la ciencia política, por mencionar algunas de las disciplinas que desde su ámbito particular, y cada vez más desde una perspectiva inter­disciplinaria, dan respuesta a las grandes interrogantes de la cambiante sociedad contemporánea.

En su tarea, las ciencias sociales enfrentan dos importantes desafíos: el primero se relaciona con el hecho de que aquí el investigador es simultá­neamente sujeto y objeto de la investigación. Es decir, al investigar la socie­dad de la cual forma parte, el investigador se convierte al mismo tiempo en investigado, con las consiguientes dificultades para mantener un grado de objetividad a partir del control de simpatías, preferencias políticas, prejui­cios y afectaciones personales por los cambios y los conflictos en la socie­dad que se investiga.

El segundo desafío es el de la evidencia. Al no poder confinar a los acto­res sociales en un laboratorio para examinarlas al microscopio, el científico social debe obtener la evidencia directamente de la sociedad misma: lo hace mediante censos, estadísticas, encuestas, entrevistas y, en ocasiones, con su participación más o menos discreta en el lugar donde se producen los acon­tecimientos. La Historia con frecuencia aporta información sobre aconte­cimientos similares y comparables en épocas distintas. Así, la sociedad se estudia a partir del registro de lo que acontece en ella y sus posibilidades de ser explicado, medido e interpretado.

En ese sentido, los acontecimientos que trastornan el orden estableci­do, como una huelga, un movimiento social o una guerra, se convierten en oportunidades que pueden ser aprovechadas para la investigación social y, más aun, para la investigación interdisciplinaria. De este modo, la pande­mia puede ser estudiada hoy como un evento singular en el que confluyen elementos diversos, y a partir del cual se pueden poner a prueba conoci­mientos generados por muchas décadas de investigación social en el país. Por medio de trabajos de investigación, las ciencias sociales aportan mayor conocimiento sobre las consecuencias y respuestas a otras crisis similares; alimentan propuestas de solución a problemas muy diversos y, eventual­mente, colaboran a re-direccionar los caminos de desarrollo del país y el mundo. Con ese interés, se ponen sobre la mesa algunos temas que pueden despertar la imaginación sociológica de nuestro gremio. No se intenta un catálogo de aciertos o errores gubernamentales, ni una propuesta de polí­ticas públicas, sino una agenda de nuevas situaciones que hoy reclaman, desde explicaciones de largo alcance, hasta respuestas puntuales generadas por esta situación excepcional cuya conclusión es aún incierta.

Seguir leyendo / Descargar

Ver conferencia

 

Te puede interesar

Convocatoria 3a Semana Nacional de las Ciencias Sociales
Convocatorias
23 veces compartido507 vistas
Convocatorias
23 veces compartido507 vistas

Convocatoria 3a Semana Nacional de las Ciencias Sociales

comecso - Sep 09, 2020

El Consejo Mexicano de Ciencias Sociales (COMECSO) Convoca a participar en la 3a Semana Nacional de las Ciencias Sociales (3SNCS)…

Digitalización, cadenas globales de valor e impactos en los sectores productivos
Eventos
0 veces compartido60 vistas
Eventos
0 veces compartido60 vistas

Digitalización, cadenas globales de valor e impactos en los sectores productivos

Laura Gutiérrez - Sep 21, 2020

Seminario Internacional “Digitalización, cadenas globales de valor e impactos en los sectores productivos” 28 y 29 de octubre de 2020…

Premios a tesis de doctorado en Ciencias sociales y Humanidades
Convocatorias
0 veces compartido163 vistas
Convocatorias
0 veces compartido163 vistas

Premios a tesis de doctorado en Ciencias sociales y Humanidades

Laura Gutiérrez - Sep 21, 2020

Premios de la Academia a las mejores tesis de doctorado en Ciencias sociales y Humanidades para jóvenes investigadores 2020 La Academia…

Dossier: Pensar mujer y género en el siglo XXI
Publicaciones
0 veces compartido81 vistas
Publicaciones
0 veces compartido81 vistas

Dossier: Pensar mujer y género en el siglo XXI

Laura Gutiérrez - Sep 21, 2020

Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales Dossier: Pensar mujer y género en el siglo XXI Vol 65, No 240…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.