CONSEJO MEXICANO DE CIENCIAS SOCIALES

Aleida Hernández Cervantes | ¿En qué consiste la violencia “invisible” del Estado mexicano?

Nov 21, 2014
1700 Vistas 1 Comentario(s)

Tlatlaya o Ayotzinapa, Ayotzinapa o Tlatlaya; Guardería ABC o Ayotzinapa; Tlatlaya o los feminicidios en Ciudad Juárez; Ayotzinapa o el encarcelamiento a líderes sociales; Tlatlaya o los miles de desaparecidos en nuestro país. Dos son los nombres que marcan el momento de la ignominia en México actualmente, Ayotzinapa y Tlatlaya, pero sus nombres llevan todos los nombres que el pacto de impunidad y depredación del sistema económico en el país ha traído consigo, al menos en los últimos treinta años.

Por eso, no sólo hay que preguntarnos qué pasó en Tlatlaya o en Ayotzinapa, o quiénes son en particular los responsables, que por supuesto es necesario e indispensable, habría qué preguntarse como nos invita el filósofo esloveno Slavoj Zizek por el contorno invisible de la violencia, mirar –tomando distancia- a la violencia sistémica. “La violencia sistémica –nos dice- es algo como la famosa «materia oscura» de la física, la contraparte de una (en exceso) visible violencia subjetiva. Puede ser invisible, pero debe tomarse en cuenta si uno quiere aclarar lo que de otra manera parecen ser explosiones «irracionales» de violencia subjetiva”.

Los casos Tlatlaya y Ayotzinapa, reflejan que es el Estado el mayor responsable de estos acontecimientos tan abominables, pero es responsable tanto por sus actuaciones –en el caso de Tlatlaya a través del Ejército por las ejecuciones extrajudiciales cometidas allí y en el caso Ayotzinapa porque se tiene confirmación por las propias autoridades que fueron los policías municipales los que se llevaron a los estudiantes normalistas y los entregaron al crimen organizado-como por todas sus omisiones en estos y otros muchos casos de violaciones graves a los derechos humanos. No obstante, siguiendo con la tesis de Zizek, tendríamos que decir que las violencias del Estado están también donde no se ven. La violencia del Estado está en las relaciones que teje sutil y grotescamente con el crimen organizado, cuando le permite avanzar y profundizar sus acciones criminales porque al final, éste no camina solo sino que es llevado de la mano por el mismo Estado, es decir, cuando los gobernantes y los operadores jurídicos, léase procuradores o jueces, operan las leyes en protección de los intereses de organizaciones delictivas. La violencia del Estado está presente allí donde los derechos no se logran ejercer ni garantizar por los órganos estatales; la violencia del Estado está presente cuando defender los derechos (derecho al agua, a la salud, al trabajo, a la educación, a la tierra, al territorio, a la libertad de expresión, entre muchos otros) se convierte en la garantía de estar en la cárcel. La violencia del Estado está en el sistema económico que impulsa, uno depredador, excluyente y sumamente desigual; la violencia de Estado se respira en México, porque los derechos humanos se han convertido sólo en un discurso utilizado por parte de los gobiernos en turno, sin la voluntad de convertirlos en una realidad. Respetar y garantizar los derechos humanos de las personas en México se ha convertido en suma, en un peligro para los intereses de los gobernantes. Termino sólo diciendo que no obstante el panorama desolador en materia de derechos humanos que estamos viviendo en nuestro país, tenemos que disputar los derechos, estamos obligados a seguir peleando por ello, la conquista de los derechos humanos no fueron concesiones graciosas del poder, son herramientas jurídicas con sustrato ético que, con voluntad política, podría sacar del “estado de excepción moral” –como diría el filósofo noruego Jan Helge Solbakk- en el que se encuentra México.

Te puede interesar

Declaración del COMECSO en torno a la Iniciativa de Reforma Constitucional en Materia Electoral
Noticias
0 veces compartido1168 vistas2
Noticias
0 veces compartido1168 vistas2

Declaración del COMECSO en torno a la Iniciativa de Reforma Constitucional en Materia Electoral

comecso - Nov 16, 2022

Declaración del Consejo Mexicano de Ciencias Sociales en torno a la Iniciativa de Reforma Constitucional en Materia Electoral   Hoy…

Las ciencias sociales deben dar a México un rumbo más claro
Noticias
0 veces compartido732 vistas
Noticias
0 veces compartido732 vistas

Las ciencias sociales deben dar a México un rumbo más claro

comecso - Nov 16, 2022

Tras la pandemia de la Covid-19 Las ciencias sociales deben dar a México un rumbo más claro Se necesita que…

Eventos especiales del VIII Congreso Nacional de Ciencias Sociales
VIII Congreso Nacional de Ciencias Sociales
0 veces compartido296 vistas
VIII Congreso Nacional de Ciencias Sociales
0 veces compartido296 vistas

Eventos especiales del VIII Congreso Nacional de Ciencias Sociales

comecso - Dic 07, 2022

Conferencias Magistrales 2.▶Ecosistemas de violencia local y gobernanza criminal en México / Guillermo TrejoConsejo Mexicano de Ciencias Sociales - COMECSO…

Justicia Ambiental y violencias: Resistencias, articulaciones e intersecciones
Convocatorias
0 veces compartido251 vistas
Convocatorias
0 veces compartido251 vistas

Justicia Ambiental y violencias: Resistencias, articulaciones e intersecciones

Laura Gutiérrez - Dic 07, 2022

4o Encuentro Red Internacional ENJUST | San Cristóbal de las Casas, México | 4-6 Octubre, 2023 La Red de justicia…

Conversatorio Ifigenia Martínez
Eventos
0 veces compartido260 vistas
Eventos
0 veces compartido260 vistas

Conversatorio Ifigenia Martínez

Laura Gutiérrez - Dic 07, 2022

Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Economía, Instituto de Investigaciones Económicas, Academia Mexicana de Economía Política, Asociación de Ex…

Un comentario

  1. Pero la pregunta es ¿El Estado es una materia oscura también? O lo conformamos todos, gobernantes y gobernados, el sistema de violencia del que tanto se le atañe al Estado, le nutrimos todos. Si la violencia es invisible y tácita, la culpa de general.

    Responder

Envía una respuesta a Fernando Vasquez

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.