CONSEJO MEXICANO DE CIENCIAS SOCIALES

Diez días que estremecieron el mundo | John Reed

Hilo  publicado por:

Edgar Straehle

Edgar Straehle
@EdgarStraehle

Autor de ‘Claude Lefort. La inquietud de la política’ y ‘Memoria de la revolución’.

– – –

1. Este clásico de John Reed es una maravilla, y no solo por lo que explica y cómo lo explica, sino también, y algo menos conocido, por toda la historia del propio libro que es muy importante conocer. Una que en parte se resume por la historia de sus prólogos.

2. Lo primero a tener en cuenta es que este libro fue un éxito inmediato y entonces Reed se ganó la admiración de Emma Goldman, Victor Serge o Dos Passos, quien lo valoró como “el mejor escritor americano de su tiempo”. Trotsky se refirió a esta obra como un “libro inmortal”.

3. Por ello, no es extraño que, publicada primero en inglés en Estados Unidos, se tradujera a numerosos idiomas, entre los cuales el yiddish en 1919, el alemán en 1922, el ruso en 1923 y el francés en 1927.

Aquí la edición Yiddish.

4. Más tarde, y pese a contener algún error histórico (uno muy discutido), ha sido usado o elogiado como importante fuente histórica por Edward Hallett Carr, Alexander Rabinowitch, Orlando Figes, China Miéville o Howard Zinn, entre muchos otros.

5. El anticomunista George F. Kennan admitió que este libro “supera a cualquier otro registro contemporáneo por su poder literario, su penetración y su dominio del detalle. Será recordado cuando todos los demás sean olvidados”.

6. El libro adquirió un gran valor simbólico. Este creció todavía más gracias a la película Octubre de Eisenstein, inspirada en parte en el libro y traducida en muchos sitios con el título del libro de Reed. O al que se le añadió como subtítulo.

7. Tras morir en 1920 Reed pasó a ser una figura mítica y en 1929 incluso se fundaron los John Reed Clubs, asociaciones de intelectuales que, siguiendo el ejemplo del Proletkult ruso, querían fomentar una cultura revolucionaria y un nuevo arte proletario en Estados Unidos.

8. Como he dicho, un aspecto interesante son los prólogos, pues recibió muchos con el tiempo. Ya la primera edición rusa tenía uno donde retrató el libro de Reed como una asombrosa epopeya de gran intensidad y vigor que sería de suma importancia para las generaciones futuras.

9. Lenin ayudó a convertirlo en el clásico sobre la Revolución de Octubre y, en un texto rápidamente añadido como prefacio para las ulteriores ediciones del libro, afirmó:

10. Sin embargo, este mismo éxito le generó no pocos problemas. El libro contenía algunos errores y se caracterizaba por una relación muy inmediata respecto a un episodio que, bajo el estalinismo, tuvo que ser maquillado desde otras ópticas.

11. Un problema mayor es que en una obra tan importante fuera constante la presencia de Trotsky y la casi total ausencia de, Stalin citado de pasada en dos ocasiones. También eran mucho más numerosas las menciones a protagonistas luego purgados como Kámenev, Zinóviev o Riazánov.

12. Ya en noviembre de 1924, solo unos meses tras la muerte de Lenin y pese a las elogiosas palabras de este, Stalin cargó contra el libro en su discurso ¿Trotskismo o leninismo?, denunció los falsos rumores y leyendas que propalaba y lo asoció explícitamente al trotskismo.

13. En especial afectó el relato, usado entonces a nivel político, donde Reed narraba erróneamente que, en la reunión de la noche del 23 de octubre de 1917 del Comité Central del Partido bolchevique, Trotsky y Lenin habían sido los únicos intelectuales a favor de la insurrección.

14. Un mes después la misma Krúpskaya que había ensalzado la obra un año antes resaltó sus leyendas e inexactitudes. El libro de Reed fue censurado a los pocos años y solo pudo circular públicamente décadas más tarde, tras morir Stalin y ser expurgado en clave antitrotskista.

15. Todavía en la menos revisada versión soviética publicada en inglés en 1987, el nombre de Trotsky seguía sin salir en el listado de líderes bolcheviques y se especificó en una nota al pie que, en tanto que adversario del leninismo, había sido expulsado del Partido Comunista.

15b. Observaciones semejantes se deslizaron acerca de Kámenev o Zinóviev.

Aquí tenéis consultable la edición soviética de 1987:

16. Sin embargo, la compleja historia no concluye aquí. Granville Hicks, junto a Robert Rosenstone uno de los grandes biógrafos de Reed, aportó un breve y elogioso texto introductorio a la edición de 1935 de Modern Library. Y se mencionaba en portada la opinión favorable de Lenin:

17. Para la versión de 1960 de la misma editorial, Bertram D. Wolfe, antiguo compañero de Reed pasado al anticomunismo, añadió un perfil biográfico crítico con el que neutralizar su potencial revolucionario y criticar el comunismo.

18. Eso generó respuestas, que se manifestaron en los prólogos. Granville Hicks revisó, amplió y matizó su prólogo para la edición de 1967, si bien ahora para la edición de New American Library.

19. Ese mismo año, International Publishers sacó una nueva edición para conmemorar los 50 años de 1917. La introducción era ahora de John Howard Lawson, quien afirmó que “el libro de Reed es un tratado para nuestros tiempos, la época que comenzó en 1917″.

20. De nuevo, parecía volver a circular en masa. En el prólogo de 1976, en mi opinión el mejor hecho nunca, A. J. P. Taylor señaló que “el libro de Reed no sólo es el mejor relato de la Revolución bolchevique, sino que se acerca a ser el mejor relato de cualquier revolución”.

21. Sin embargo, la cuestión fue más compleja. El texto de Taylor se había escrito 12 años antes, cuando Penguin quería una nueva edición y fue rechazado por su contenido por Lawrence & Wishart, la editorial comunista británica que había cedido sus derechos bajo condiciones.

22. Al final, Penguin decidió publicar el libro en 1966 sin introducción. La procelosa historia de los diversos prólogos, prefacios o introducciones al libro de Reed indirectamente suministra un pequeño escorzo de los vaivenes políticos del pasado siglo.

23. Por eso, y aunque seguramente sea una locura, a veces me planteo si se podría editar un libro con solo los diferentes y numerosos prólogos al libro de Reed. Incluyendo textos no mencionados como la interesante nota biográfica de Rhys Williams añadida a la versión alemana.

24. Para mí esto es un ejemplo de cómo un libro, en cierto sentido, es más que lo que contienen sus páginas. Y cómo para comprenderlo puede ser importante tener en cuenta también su propia historia, dentro de la cual se incluyen cosas como las aquí mencionadas.

25. De paso también se podrían juntar las diferentes portadas. Una de mis favoritas, y no citada, es esta de 1928 para la edición de Modern Library en Londres.

Edición en la colección del 50 aniversario de Akal:
https://www.akal.com/libro/diez-dias-que-estremecieron-el-mundo_52621/

Te puede interesar

Dossier ciudadano sobre la jornada electoral 2024
Convocatorias
0 veces compartido487 vistas
Convocatorias
0 veces compartido487 vistas

Dossier ciudadano sobre la jornada electoral 2024

comecso - May 16, 2024

El Consejo Mexicano de Ciencias Sociales, A.C. Convoca a estudiantes, académicos y profesionistas de las Ciencias Sociales que deseen participar…

La violencia en México
Publicaciones
0 veces compartido35 vistas
Publicaciones
0 veces compartido35 vistas

La violencia en México

Laura Gutiérrez - May 21, 2024

La violencia en México Evelyn Mejía Octavio Spindola Fabián Acuña Daniel Mollericona Esta obra de divulgación busca mostrar la forma…

México y la economía mundial: desafíos para el crecimiento y el desarrollo
Convocatorias
0 veces compartido64 vistas
Convocatorias
0 veces compartido64 vistas

México y la economía mundial: desafíos para el crecimiento y el desarrollo

Laura Gutiérrez - May 21, 2024

Convocatoria (versión preliminar, sujeta a cambios y ajustes) Conferencia de la revista Investigación Económica (RIE): México y la economía mundial:…

Matemáticas electorales. Los algoritmos detrás de los votos
Eventos
0 veces compartido116 vistas
Eventos
0 veces compartido116 vistas

Matemáticas electorales. Los algoritmos detrás de los votos

Laura Gutiérrez - May 20, 2024

Universidad Nacional Autónoma de México, Centro de Ciencias de la Complejidad C3 Matemáticas electorales. Los algoritmos detrás de los votos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.