CONSEJO MEXICANO DE CIENCIAS SOCIALES

Agenda de investigación IIS-UNAM 2020

Agenda de investigación
Informe final: diagnóstico y agenda

Presentación

En 2010, el Informe sobre las Ciencias Sociales en el Mundo (2011: 373-374), de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), concluía con este llamado: “Para ser capaces de cumplir con su papel de cara a los retos globales y para continuar analizando las tendencias que afectan a las sociedades humanas, las ciencias sociales deben ser más internacionales y más inter y transdisciplinarias de lo que nunca antes lo han sido”. En cuanto al primer deber, se refería a “redefinir la escala a la que se realiza la investigación, al tiempo que se desarrollan nuevas formas de articular la investigación local con la global”. Sobre el segundo asentaba:

Los científicos sociales y las instituciones de investigación experimentan ya con nuevas formas de organización del conocimiento, a menudo en torno a temas específicos, y es probable que continúen haciéndolo… Se espera cada vez más que los científicos sociales de diferentes disciplinas trabajen juntos en torno a los mismos problemas, especialmente cuando se trata de enfrentar desafíos globales (2011: 373-374).

Los informes posteriores han seguido por esa ruta. El World Social Science Report de 2013 se dedicó a los cambios ambientales globales. La redacción fue confiada a más de ciento cincuenta autores del mundo entero —de una amplia variedad de disciplinas de las ciencias sociales—, con la encomienda de contribuir a la comprensión de los desafíos en esta materia y hacer aportaciones disciplinarias e interdisciplinarias para explicar el problema (causas y consecuencias) y buscar soluciones. El más reciente informe (World Social Science Report, de 2016) se concentró en la desigualdad. El documento integró la labor de más de cien científicos sociales y líderes de opinión de todo el mundo para examinar las distintas dimensiones de la desigualdad (económica, social, cultural, política, territorial, cognitiva y de conocimiento), entre otros objetivos, y contribuir al estudio multidisciplinario del problema.

Estas dimensiones propuestas por la UNESCO son plenamente compatibles con las instituciones académicas. Para nuestra universidad y las entidades académicas que desarrollan sus actividades en su seno se pueden traducir de este modo: los problemas nacionales que estamos llamados a estudiar y solucionar adquieren su real significación y trascendencia cuando se observan desde miradores más amplios —con perspectiva global— y con varios ángulos de apreciación, a través de la interconexión de las ciencias sociales en sus distintas formas: multi, trans e interdisciplinaria.

Esta perspectiva se encuentra reflejada en el Plan de Desarrollo Institucional 2015-2019 del rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Dr. Enrique Luis Graue Wiechers. Esta especie de “carta de navegación” universitaria se inscribe en la idea de que en el “proceso de mundialización que nos ha tocado vivir, sólo una inteligencia capaz de asumir la dimensión planetaria de los conflictos actuales podrá hacer frente a los grandes desafíos del mundo contemporáneo”. En el Plan se convoca a terminar con el “saber acumulativo” y se propone una forma de aproximarse a la realidad:

Al confrontar los saberes de disciplinas diversas se generan nuevos conocimientos que las articulan entre ellas. La apertura disciplinaria, a través de la conciliación y del diálogo constante entre la ciencia, las humanidades, las artes y la tecnología se ha vuelto indispensable… El avance de cualquier disciplina invoca irremediablemente a conocimientos de todas las de- más… Las ciencias, las humanidades, las artes y la tecnología se han hermanado, en definitiva, y sus saberes se transforman y acrecientan gracias al diálogo que permite su apertura. Ésa es la base de la Universidad del siglo xxi (6-7).

Los deberes mencionados, la internacionalización de la investigación y el trabajo conjunto de distintas disciplinas para abordar los problemas de nuestro tiempo, asumidos como propósitos comunes en la construcción del conocimiento, nos colocan en un escenario de grandes retos. Asumirlos requiere de un trabajo de análisis y evaluación que permita identificar fortalezas y áreas de oportunidad. También de una visión clara de largo plazo, fundada en un diagnóstico preciso que nos indique quiénes somos, qué hacemos y cuáles son nuestras formas de trabajo. Entre la identidad y el horizonte de posibilidades se desarrolla nuestro trabajo de investigación y es necesario tenerlos presentes hoy más que nunca; el pasado, el presente y el futuro de nuestra entidad académica son las coordenadas para reflexionar sobre el tema. Y es justamente en esta dirección que se mueve el documento que presentamos.

El Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) es el más antiguo del área de las humanidades de nuestra universidad y uno de los más importantes de la región. En vísperas de cumplir noventa años de existencia, ha asumido el desafío de discutir las orientaciones que enmarcan su quehacer en el ámbito de las ciencias sociales y traducirlas a su propia dinámica institucional. Para un instituto como el nuestro, en donde se realiza investigación científica de alta calidad en ciencias sociales, que tiene su origen con este objetivo y se ha desarrollado cultivando una amplia variedad de disciplinas (antropología, ciencia política, historia, sociología, entre otras), una mirada compleja del mundo y nuestra realidad nacional no puede ser más que pertinente y necesaria para pensar su futuro.

La Comisión para la Agenda de Investigación (CAI) puede entenderse como el impulso necesario para arribar a ese futuro. Este órgano colegiado fue creado por disposición del Reglamento Interno (2009), pero también tiene un papel clave en uno de los programas establecidos en el Plan de Desarrollo Institucional 2017-2021 de esta entidad académica: el relevo generacional. Su trabajo se convertirá en el eje orientador de las políticas del Instituto para los próximos años, de ahí su relevancia, porque permite evaluar su alcance en términos de la investigación que realiza y ponderar su lugar en el ámbito de las ciencias sociales, que por su heterogeneidad y consolidación (véase Contreras y Puga, 2018) se ha vuelto muy competido en las últimas décadas.

La actual CAI fue constituida por el Consejo Interno en su sesión del 24 de abril de 2018. Sus integrantes fueron designados por unanimidad, atendiendo a sus trayectorias profesionales, su conocimiento de las ciencias sociales en México y el mundo y su comprensión de las funciones y la naturaleza de la UNAM y del propio Instituto. Siguiendo estos criterios, quedó integrada de la siguiente manera: Nelson Arteaga Botello (Flacso-México), Sara María Lara Flores (IIS-UNAM), Ricardo Pozas Horcasitas (IIS-UNAM), Cristina Puga Espinosa (FCPyS-UNAM) y Hans Jürgen Puhle (Universidad de Frankfurt).

Este Informe final: diagnóstico y agenda es resultado de diez meses de trabajo, que incluyó consultas a la comunidad académica y análisis de datos y documentos relacionados con el trabajo del Instituto, entre los que se encuentra un antecedente de agenda de investigación elaborada por otro grupo de trabajo (Comisión de Agenda 2012). Es un informe serio y riguroso, resultado de un esfuerzo colectivo de comprensión de las tareas de nuestra entidad académica, que destaca sus puntos fuertes y señala los que deben ser objeto de atención. Será una fuente de consulta obligada para la gestión de los asuntos de la dirección.

No obstante, este documento es sólo un punto de partida, no de llegada. No pretende la representación de todos los intereses académicos que conviven en el IIS —la Comisión no fue pensada así y no tendría por qué ser así—, pero sí es un reflejo razonable de ellos. No es, ni pretende ser, “la agenda” de las ciencias sociales, sino la de una institución cargada de historia, con una trayectoria sólida y con prestigiado personal académico. Es, en sentido estricto, un ejercicio de ponderación académica sobre lo que es y lo que debe ser nuestro instituto. Identidad y horizonte, como se dijo. La proyección externa que este ejercicio posibilite es una tarea a emprender. Así, este Informe final: diagnóstico y agenda podrá convertirse en un referente para discutir con otras instituciones y centros de investigación sobre los diversos modos de aproximarnos a las ciencias sociales. Si se abre el debate, enhorabuena.

Miguel Armando López Leyva
Director

Descargar>>

Te puede interesar

Latinidades- Foro Latinoamericano de Estudios Fronterizos
Convocatorias
0 veces compartido34 vistas
Convocatorias
0 veces compartido34 vistas

Latinidades- Foro Latinoamericano de Estudios Fronterizos

Laura Gutiérrez - Ago 03, 2020

Latinidades - Foro Latinoamericano de Estudios Fronterizos: cultura, arte, literatura y educación 22-24 de septiembre de 2020. Modalidad en línea…

Cuadernos de la pandemia | Oaxaca
Publicaciones
0 veces compartido47 vistas
Publicaciones
0 veces compartido47 vistas

Cuadernos de la pandemia | Oaxaca

Laura Gutiérrez - Ago 03, 2020

Escribir y reflexionar sobre la pandemia. Escribir sobre los efectos e impactos que en todos los ámbitos del quehacer individual…

COVID-19 Global Science Portal
Noticias
0 veces compartido27 vistas
Noticias
0 veces compartido27 vistas

COVID-19 Global Science Portal

Laura Gutiérrez - Ago 03, 2020

International Science Council COVID-19 Global Science Portal The portal shares scientific commentary and analysis and provides access to information on…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.